Sobre la Alianza por un Chile sin Diabetes

En 2015 se estableció una Alianza formada por una amplia red de actores en el campo de la diabetes.

Misión

La misión es promover la difusión de conocimiento, la prevención y el cuidado de la diabetes en Chile a través de un trabajo integrado y coordinado, que desde las fortalezas individuales de cada organización miembro, cooperan para disminuir el aumento progresivo de la condición y sus complicaciones.

La Alianza es un grupo de trabajo abierto, en el cual todos los interesados en contribuir están cordialmente invitados. Los actores de esta Alianza al día de hoy son:

  • Sociedad Chilena de Endocrinología y Diabetes
  • Asociación de Diabéticos de Chile (ADICH)
  • Fundación de Diabetes Juvenil (FDJ)
  • Pontificia Universidad Católica de Chile
  • Escuela de Salud Pública, Universidad de Chile
  • Universidad del Desarrollo
  • Universidad de la Frontera
  • Embajada de Dinamarca
  • Ministerio de Salud
  • Cámara de Innovación Farmacéutica (CIF)

Los actores de esta Alianza al día de hoy son:

Áreas de trabajo

Nuestros pilares para alcanzar el éxito son:

1. Abogacía – A través de una abogacía coordinada, visibilizar el desafío de la diabetes en Chile.

2. Investigación y difusión del conocimiento sobre diabetes en Chile – Promover la generación de conocimiento e innovación en diabetes, apoyando la investigación de excelencia y facilitando la diseminación del saber.

3. Educación – Trabajar para disminuir el número de personas con diabetes a través de la educación sobre los factores de riesgo, estilos de vida saludable y el diagnóstico temprano, así como también proveer consejería y apoyo en el manejo efectivo y confiado de la diabetes a quienes ya la tienen. En relación a los equipos de salud, dar a conocer buenas prácticas clínicas en mejorar la adherencia al tratamiento y el cuidado de la diabetes.

La creación de la Alianza por un Chile sin Diabetes

La Diabetes es una de las cuatro enfermedades no transmisibles prioritarias identificadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) junto con el Cáncer, las enfermedades cardiovasculares y las enfermedades respiratorias crónicas. Esta es una enfermedad crónica, costosa pero prevenible; sin embargo, ningún país ha encontrado todas las respuestas para hacer frente a este problema ni ha logrado revertir la prevalencia en continuo ascenso de esta enfermedad.

En Chile, la diabetes se ha transformado en un problema crítico de salud pública con una prevalencia que bordea el 10% en la población adulta, sin embargo, a nivel poblacional, solo el 34·% logra la meta terapéutica.

El desafío para enfrentar la diabetes requiere del compromiso absoluto de todos los actores involucrados, incluyendo sociedades científicas, academia, instituciones gubernamentales, organizaciones civiles, privados, profesionales de la salud y las mismas personas afectadas. Para lograr este compromiso, es necesario que estos actores colaboren en un esfuerzo en común y con mayor coordinación para obtener los mejores resultados para los pacientes, sus familias y la sociedad.